Electricidad


La electricidad nos hace la vida más fácil. Desde su desarrollo en España a finales del siglo XIX- principios del XX, facilita la vida cotidiana y proporciona un confort que hace que sea difícil imaginar que nuestros antepasados viviesen sin ella. Dentro de los hogares, los comercios o la industria cada vez es mayor el uso de aparatos y maquinaria eléctrica variada. A su vez, en los últimos años, el desarrollo de la tecnología y las mejoras en eficiencia energética ha conseguido que los consumos eléctricos sean mucho más moderados  que hace una década.

Las instalaciones eléctricas en la actualidad son muy seguras gracias a los estándares de ejecución que marca el REBT (Reglamento electrotécnico de baja tensión), estándares que todas las empresas autorizadas debemos aplicar en nuestros trabajos para evitar que se produzcan cortocircuitos, incendios o incluso  electrocuciones. Es por este motivo que gran parte de las instalaciones eléctricas un Certificado de la Instalación (Boletín) realizado por la empresa instaladora, que será registrado en la administración  pública de la comunidad autónoma donde radique la instalación.

Para evitar problemas y accidentes nuestro consejo es que todas las instalaciones y en especial  las eléctricas sean realizadas por una empresa profesional y homologada que te garantice la correcta ejecución de los trabajos.